6

Feliz Navidad ateos

PERDÓN, QUISE DECIR ¡FELIZ SATURNALIA! 


En estas fechas tan señaladas en las que celebramos el solsticio de invierno “No me hagas pensar” os desea que paséis una  

Muy Feliz Saturnalia

a todo el mundo, ya sean creyentes en dioses o no, con la esperanza de que ninguna mitología nos separe en el futuro.


Aclaraciones para los despistados que no saben que se celebra en estos días


Aunque Papa Noel, Viejo Pascuero, Santa Claus acapare todo el protagonismo, los villancicos, las postales y la Lotería nos recuerdan que el motivo de la fiesta de la Navidad es el nacimiento de Jesús, la realidad no es esa. Fue el Emperador Constantino El Grande, hace unos 1700 años, que actuando como lo haría un creativo publicitario de esta época, creyó conveniente hacer coincidir el nacimiento de Cristo con la fiesta pagana más multitudinaria y popular del Imperio Romano, el Festival de la Saturnalia, que celebraba el nacimiento de un "nuevo" Sol.

La celebración más antigua y universal siempre ha estado centrada en el solsticio de invierno.

El solsticio de invierno es un término astronómico que se refiere a la posición del sol, a mediados de Diciembre, los días son muy cortos (en el Hemisferio Norte) y, después del solsticio, empiezan a alargarse de nuevo. En la antigüedad, imaginaban que el sol se hacía viejo, hasta morir, y que después nacía un Niño Sol. En el antiguo Imperio Romano, la fiesta del solsticio era el acontecimiento social más importante del año y se llamaba Festival de Saturnalia en honor a Saturno, el dios de la agricultura y las cosechas,
El Sol Invencible (Sol Invictis) era otro de los dioses favoritos, cuyo nacimiento se celebraba el 25 de diciembre, cuando las tareas en el campo se terminaban y llegaba la noche más larga. Los romanos se relajaban, colgaban la toga en el armario, se vestían de forma informal y se olvidaban por unos días de las reglas que les oprimían durante el resto del año. Todo empezaba en el templo de Saturno, con un estupendo banquete (lectisternium) y al grito multitudinario de “Io, Saturnalia”.


Los romanos salían a la calle a bailar y cantar con guirnaldas en el pelo, portando velas encendidas en largas procesiones. La Saturnalia era una ocasión para visitar a los amigos y parientes e intercambiar regalos. Lo tradicional era regalar fruta, nueces, velas de cera de abeja y pequeñas figuritas hechas de terracota, quizás lo más curioso era el intercambio de roles: los esclavos actuaban como amos y los amos como esclavos, incluso se les dejaba usar las ropas de su señor. Los hijos también invertían los papeles con sus padres y pasaban a ser los jefes de la casa. Cada familia tenía que elegir un Rey de la Saturnalia, o Señor del Desgobierno, que podía ser un niño, ese “Rey de Mentira” presidía las fiestas, y se le tenía que hacer caso, por muy extravagantes y absurdas que fuesen sus órdenes.

25 de Diciembre: El Nacimiento del Sol Invencible

Al final de la Saturnalia, el 25 de diciembre, se celebraba el nacimiento del Sol —Natalis Solis Invictis (nacimiento del sol invencible)— personificado en el dios Mitra. Aunque el culto a Mitra tenía orígenes persas, se convirtió en la religión dominante en Roma, especialmente entre los soldados. Después del día 25, empezaba el festival de Sigillaria, dedicado a hacer regalos a los niños: anillos, muñecos de terracota, sellos, tablas de escritura, dados, pequeños objetos, monedas y bolsas de canicas, hay muchos bajorrelieves y documentos que reflejan a los niños romanos jugando a las canicas durante la Saturnalia. Durante estos días, se decoraban las casas con plantas verdes, se encendían velas para celebrar la vuelta de la luz, y se colgaban figuras de los árboles, pero no metían árboles dentro de casa, los romanos sólo adornaban los que estaban plantados en la tierra, la tradición del árbol de Navidad tiene sus orígenes en el siglo XVI.


6 comentarios.:

martincx dijo...

Ah pues hombre, feliz día a vos también y que -inserte dios aquí- les traiga paz, amor y mucho rock'n roll.

Imaginario dijo...

En realidad el solsticio de invierno no es hoy, pero bueno, me adelanto un poco para felicitaros.

Ver Solsticio de invierno

Alb dijo...

En mi familia siempre celebramos la navidad. Nos juntamos todos, adornamos la casa, ponemos un Belen, nos felicitamos la navidad, cenamos, intercambiamos regalos,etc etc

Esto choca a algunas personas ya que somos ateos.
"No podéis celebrar la navidad siendo ateos" nos suelen decir.
A lo que yo siempre respondo: "¿Quien nos lo va a impedir? ¿Tu dios?. Claro que podemos, de hecho lo hacemos. Es lo bueno que tiene ser ateos que podemos hacer lo que nos de la gana"

Entonces replican... "bueno, si podéis... Pero es absurdo, no tiene sentido"

"¿Te parece que no tiene sentido juntarse toda la familia?."

"Pero eso lo podéis hacer cualquier día del año, no tiene porque ser precisamente justo en navidad."

"Si podemos hacerlo cuando queramos. Pero resulta queremos hacerlo en ese dia, porque nos gusta celebrar la navidad"

"Podéis reuniros y cenar y celebrar el solsticio de invierno o.. pero no tiene sentido que celebréis la navidad porque eso es una fiesta única y exclusivamente religiosa, No puede haber una celebración atea de la navidad".

"No es cierto, la navidad tiene poco o nada que ver con la religión. Es un conjunto de costumbres, tradiciones y actos sociales. Que la religión pretenda apropiarse de ellos no significa que nosotros estemos dispuestos a renunciar a ello"

Alfonso dijo...

¡¡¡Feliz saturnalia ateazos y otras gentes de mal vivir!!!... XD ...

Pues nada, yo, siendo fiel a la tradición romano-pagana de trastocar los papeles en ese día, el 24 por la noche y todo el día siguiente 25, me convertiré en un fiel creyente de todos los mitos y dogmas establecidos por las diferentes sectas cristianas. Creeré que el dios padre omnipotente hace unos 6.000 años creó los cielos y la tierra en seis días de 24 horas y todo lo que en ellos se contiene por el riguroso orden que enseña el Génesis. Diré que me lo ha dicho el espíritu santo y a ver quien tiene cojones de contradecirme. Cuando hable con mi familia lo haré en términos absolutamente religiosos, citando frases de la Biblia y los correspondientes versículos. En el portal de belén pondré la mula, el buey y todos los bichos que encuentre para que se jorobe Benenito Dieciseisnabos, cantaré los villancicos del pero mira como beben los peces en el río a ver si se ahogan de una puñetera vez. Igual hasta me animo y voy a la misa del gallo, y si no va el gallo que vaya su hija: la polla (ojo, la polla es una gallina joven, que os veo venir...) Es decir, voy a ser más cristiano que todos los Jolimus, Logos77, JuanC y Ruiz Palacines juntos. Resplandeceré del enorme chorro de gracia que me vendrá de lo alto...

El día 26 volverá todo a la normalidad, no vaya a ser que me aficione y me dure la tontería hasta después de reyes.

¡¡¡Vivan las saturnalias y la madre que la parió!!!

Opaikea dijo...

Que no llego... pues eso... feliz saturnalia, feliz no fin del mundo y feliz cuesta de enero.
:)

nanohilo dijo...

Puestos a celebrar, podríamos celebrar el nacimiento de Sir Isaac Newton, colocando manzanas en el árbol y encerando el suelo para provocar movimientos rectilíneos uniformes por la casa, mientras colisionamos elasticamente unos con otros...

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios son moderados. No esperes ver tu comentario de inmediato.

Los comentarios evangelizantes o cualquier intento de salvar almas son bien recibidos, se expondrán en un lugar visible del blog para que podamos reírnos.
Lo mismo es aplicable para magufos, supersticiosos varios, conspiranoicos y demás iluminados de pobre o nula argumentación.


Códigos para comentarios:

Negrita: <b>TU TEXTO</b>
Cursiva: <i>TU TEXTO</i>
Enlace:<a href="http://www.pagina.com">Texto explicativo</a>

Gracias por comentar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...