10

Los cangrejos Heike, una historia de evolución

En el año 1185 el emperador del Japón era un niño de siete años llamado Antoku. Era el jefe nominal de un clan de samurais llamados los Heike, que estaban empeñados en una guerra larga y sangrienta con otro clan de samurais, los Genji. Cada clan afirmaba poseer derechos ancestrales superiores al trono imperial. El encuentro naval decisivo, con el emperador a bordo, ocurrió en Darmo ura en el mar Interior del Japón el 24 de abril de 1185. Los Heike fueron superados en número y en táctica. Muchos murieron a manos del enemigo. Los supervivientes se lanzaron en gran número al mar y se ahogaron. La Dama Ni, abuela del emperador, decidió que ni ella ni Antoku tenían que caer en manos del enemigo. La Historia de los Heike cuenta lo que sucedió después:

El emperador había cumplido aquel año los siete de edad, pero parecía mucho mayor. Era tan hermoso que parecía emitir un resplandor brillante y su pelo negro y largo le colgaba suelto sobre la espalda. Con una mirada de sorpresa y de ansiedad en su rostro preguntó a la Dama Ni:

- ¿Dónde vas a llevarme? -

Ella miró al joven soberano mientras las lágrimas rodaban por sus mejillas y lo consoló, atando su largo pelo en su vestido de color de paloma. Cegado por las lágrimas el niño soberano juntó sus bellas manitas. Se puso primero cara al Este para despedirse del dios de Ise y luego de cara al Oeste para repetir el Nembutsu [una oración al Buda Amida]. La Dama Ni lo agarró fuertemente en sus brazos y mientras decía en las profundidades del océano está nuestro capitolio, se hundió finalmente con él debajo de las olas.


Toda la flota Heike quedó destruida. Sólo sobrevivieron cuarenta y tres mujeres. Estas damas de honor de la corte imperial fueron obligadas a vender flores y otros favores a los pescadores cercanos al escenario de la batalla. Los Heike desaparecieron casi totalmente de la historia. Pero un grupo formado por la chusma de antiguas damas de honor y su descendencia entre los pescadores fundó un festival para conmemorar la batalla. Se celebra hasta hoy el 24 de abril de cada año.
Los pescadores descendientes de los Heike visten de cáñamo con tocado negro y desfilan hasta el santuario de Akama que contiene el mausoleo del emperador ahogado. Allí asisten a una representación de los acontecimientos que siguieron a la batalla de Darmo ura. Durante siglos la gente imagino que podía distinguir ejércitos fantasmales de samurais esforzándose vanamente en achicar el mar para lavarlo de sangre y eliminar su humillación.

Los pescadores dicen que los samurais Heike se pasean todavía por los fondos del mar Interior, en forma de cangrejos. Se pueden encontrar en este mar cangrejos con curiosas señales en sus dorsos, formas e indentaciones que se parecen asombrosamente al rostro de un samurai. Cuando se pesca un cangrejo de éstos no se come sino que se le devuelve al mar para conmemorar los tristes acontecimientos de Darmo ura.


Este proceso plantea un hermoso problema. ¿Cómo se consigue que el rostro de un guerrero quede grabado en el caparazón de un cangrejo? La respuesta parece ser que fueron los hombres quienes hicieron la cara. Las formas en los caparazones de los cangrejos son heredadas. Pero entre los cangrejos, como entre las personas, hay muchas líneas hereditarias diferentes. Supongamos que entre los antepasados lejanos de este cangrejo surgiera casualmente uno con una forma que parecía, aunque fuera ligeramente, un rostro humano. Incluso antes de la batalla de Darmo ura los pescadores pueden haber sentido escrúpulos para comer un cangrejo así. Al devolverlo al mar pusieron en marcha un proceso evolutivo: Si eres un cangrejo y tu caparazón es corriente, los hombres te comerán. Tu linaje dejará pocos descendientes. Si tu caparazón se parece un poco a una cara, te echarán de nuevo al mar. Podrás dejar más descendientes. Los cangrejos tenían un valor considerable invertido en las formas grabadas en sus caparazones. A medida que pasaban las generaciones, tanto de cangrejos como de pescadores, los cangrejos cuyas formas se parecían más a una cara de samurai sobrevivían preferentemente, hasta que al final se obtuvo no ya una cara humana, no sólo una cara japonesa, sino el rostro de un samurai feroz y enfadado. Todo esto no tiene nada que ver con lo que los cangrejos desean. La selección viene impuesta desde el exterior. Cuanto más uno se parece a un samurai mejores son sus probabilidades de sobrevivir. Al final se obtiene una gran abundancia de cangrejos samurai.


Este proceso se denomina selección artificial. En el caso del cangrejo de Heike, lo efectuaron de modo más o menos consciente los pescadores, y desde luego sin que los cangrejos se lo propusieran seriamente. Pero los hombres han seleccionado deliberadamente durante miles de años, las plantas y animales que han de vivir y las que merecen morir. Desde nuestra infancia nos rodean animales, frutos, árboles y verduras familiares, cultivados y domesticados. ¿De dónde proceden? ¿Vivían antes libremente en el mundo silvestre y se les indujo luego a seguir una forma de vida menos dura en el campo? No, la realidad es muy distinta. La mayoría de ellos los hicimos nosotros.


Fuente: Cosmos de Carl Sagan

10 comentarios.:

Antipensador dijo...

Bueno, la verdad es que la explicación que ofrece Sagan en su maravilloso Cosmos es muy bonita y parece un ejemplo espectacular de selección natural. Pero lo cierto es que no se trata de un caso de selección natural: el parecido de los cangrejos Heikea con un guerrero samurai es puramente accidental, y no fue realzado por la selección natural.

En primer lugar, al parecer los cangrejos Heikea suelen ser bastante más pequeños que otras especies de cangrejos, lo que explica por qué los pescadores japones los devuelven al mar, junto con los peces pequeños, los ofiuros pequeños o las almejas demasiado pequeñas: así pues, el rasgo seleccionado sería el tamaño y no los rasgos "faciales" del caparazón. Es más, hay una subespecie de cangrejos Heikea que son de mayor tamaño que el resto, y los pescadores los atrapan y se los comen sin ningún reparo, y también se sirven en restaurantes; y estos cangrejos tienen la misma supuesta "cara de samurai".

En segundo lugar, el supuesto parecido entre el caparazón de estos cangrejos y un rostro de samurai es muy cuestionable: de hecho, en la mayoría de los cangrejos Heikea hay que echarle bastante imaginación al asunto para ver con claridad un rostro humano. La explicación de esto es que el cerebro humano tiene facilidad para ver caras en patrones aleatorios: por eso "aparecen" caras de Jesús, de la Virgen o de personas en paredes, en tapias, en sábanas o en la superficie de Marte. Si el patrón no es aleatorio sino simétrico, entonces la ilusión de ver una cara se ve reforzada: esto ocurre en los cangrejos, cuyo patrón corporal es simétrico. De hecho, otras especies de cangrejos en diversas partes del mundo presentan también rasgos que se pueden interpretar como "humanoides", y ningún pescador ni gourmet les hace ascos.

Un saludo.

Antipensador dijo...

P.D.: No puedo dejar pasar esta "puñalada trapera" de Radagast contra moi. Iba a contestarle en el post correspondiente, pero como este blog se actualiza "cada cinco minutos", me veo obligado a contestarle aquí.

Antipensador es un especialista en dar cerita, Imaginario. Pero a cualquiera, desde cualquier punto de vista, con cualquier tipo de armas (y no es peloteo... que yo también soy asiduo del blog de Hugo desde hace tiempo y he visto cómo las gastas, majo (:P), tanto en ese blog como en otros.

Hay que estar muy muy seguro de uno mismo para discutir con este hombre, jajaja.


Esto es una falsedad. En primer lugar, es falso que yo defienda "cualquier punto de vista": jamás me verás defender la creencia en Dios, el creacionismo, la homeopatía o los ovnis, por poner algunos ejemplos. Y es falso que yo ataque "cualquier punto de vista": jamás me verás atacar el ateísmo, la teoría de la evolución de Darwin, la física cuántica o la importancia central del conocimiento científico. Tampoco me oirás nunca una sola palabra en contra de Darwin, de Einstein o de Marvin Harris, por ejemplo. Y a Dawkins, Dennett, Hitchens, Harris y a los miembros del "Nuevo Ateísmo" siempre les trataré con el mayo de los respetos y con simpatía.

Yo no defiendo tampoco "cualquier postura": defiendo el Materialismo Filosófico no reduccionista, pluralista y anti-dogmático. Y tampoco me "ofendo" cuando critico con dureza una postura contraria. Hay que diferenciar entre el ataque a las personas y el ataque a las ideas (muy pocos hacen esta distinción esencial). He dejado de participar en muchos foros porque muchos me han dicho que yo les insultaba sólo por criticar sus ideas, y a continuación me han insultado ellos.

Por ejemplo, si yo digo que la postura de Imaginario y la de Radagast respecto a la filosofía es dogmática, visceral y no reflexiva (porque rechazar la filosofía es rechazar también la ciencia), sólo estoy atacando esta postura en concreto, no a las personas de Imaginario y Radagast. Otra cosa es cuando, como por ejemplo en "La Máquina de Von Neumann", me llaman "peligroso estafador": esto es ya un ataque personal, y en tales casos yo no pongo la otra mejilla.

Saludos.

Imaginario dijo...

Gracias Anti-Pensador. Ya había leído las críticas a ese "ejemplo de evolución", pero pienso que es una bonita historia, y aunque no se pueda decir que es cierta, nos hace ver de forma simple (y poética) el funcionamiento de la evolución.
Con una vaca o un cerdo, modificados por el hombre, no es lo mismo. ;-)

No sé lo que te pueda pasar en otros blogs, pero aquí serás siempre bienvenido. Aunque "suenas" agresivo algunas veces sé que en gran medida es por culpa del medio, no por la tuya.
Espero que también lo veas así por mi parte.

Tengo un rasgo de mi carácter que puede parecer un poco extraño. Cuando intento aclarar ideas me posiciono de manera muy crítica con lo que intento comprender, siendo muchas veces muy duro.

Creo que, de todas maneras, se me ve el "plumero". A poco que leas veras que doy bandazos de opinión pero con tendencias muy claras hacia un lado. Simplemente estoy aprendiendo.

Sobre los cinco minutos de actualización...
Lamentablemente hay circunstancias personales que me impedirán actualizar el blog y responder a los comentarios con la frecuencia en la que lo estaba haciendo.

Espero que eso no se interprete como desanimo, enfado o cualquier cosa por el estilo.

Así mismo, espero que este parón no suponga la perdida de la gente tan interesante que he conocido por este medio.
Cuando las cosas se normalicen volveré a dar guerra, a “pelearme” contigo Anti-Pensador” y con todos los demás ;-)

Un abrazo, intentaré estar por aquí

Radagast dijo...

"No puedo dejar pasar esta 'puñalada trapera' de Radagast contra moi.

Jejeje. Me extrañó que no contestaras en su momento. No obstante he de decir que, yo, por lo menos, no me tomo como insultos tus argumentaciones. Tienes fama de duro, efectivamente. De MUY duro.

Mis disculpas, de todas maneras, por si daba a entender con mi comentario que eres un "de qué se habla que me opongo" al que le dan igual las razones o los bandos de una discusión y lo que le importa es la discusión en sí. Porque en realidad era un elogio por la forma en que te tomas las discusiones: con seriedad, presentando tus argumentos con firmeza, sin dejarte llevar por las pasiones (normalmente, porque digo yo que serás humano, ¿no? XD)

Vamos, que sé que no eres ni un sofista ni un demagogo, amigo. Cosa que no se puede decir de muchos "eruditos" que pululan por la red.

Saludines.

Antipensador dijo...

Tienes fama de duro, efectivamente. De MUY duro.

¿Y no tienen fama de duros los que han logrado que yo y otra mucha gente hayamos dejado de participar definitivamente en un buen montón de blogs, sencillamente porque cuanto más intentábamos argumentar más se burlaban de nosotros, más nos despreciaban y, sobre todo, más nos insultaban? En mi caso, esos faltones me obligaron a no volver a participar en ninguno de estos blogs:

-Razón Atea (aquí me llamaron "fascista", nazi", "perro de la ICAR" y no sé cuántas cosas más).

- A bordo del Otto Neurath (aquí me llamaron "comunista estalinista", "apologista del genocidio de Stalin", "terrorista rojo", "tipejo repugnante" y un montón de lindezas más).

- La Máquina de Von Neumann (aquí me llamaron "estafador peligroso", "timador", y me invitaron a colocarme con oxicodona y a cortarme una oreja).

En otros foros me han llamado "nazi", "fascista", "comunista", "estalinista", "nazi-comunista", y hasta se han acordado de mi pobre madre en más de una ocasión. Y eso sin mediar provocación ninguna por mi parte, sólo porque les enfurecieron mis argumentos y mis críticas.

Lo que pienso es que hay un buen puñado de energúmenos histéricos y fascistoides emboscados en internet y en concreto en esos blogs que he mencionado, auténticas bestias cobardes que se aprovechan del anonimato para descargar su frustración y su rabia. Por una parte, si eso sirve para evitar que maltraten a sus cónyuges e hijos (si los tienen) o que salgan a la calle a pegar palizas a indigentes e inmigrantes, casi doy por bueno que se metan conmigo y con otros.

Inchi Yetu dijo...

¿Por qué no va a ser lo mismo con las vacas o con los cerdos? no se modifica ningún patrón evolutivo, la evolución, que yo sepa, no tiene comportamientos previsibles. Hay muchas cosas interactuando y nosotros somos un factor más.

Antipensador: yo que hace muy poco que soy internáuta y que acabo de descubrir hace unos tres meses el mundo de los blogs, me quedo hecha polvo de ver la gente tan rara y agresiva que hay, esto es una verdadera selva.

Imaginario dijo...

¿Por qué no va a ser lo mismo con las vacas o con los cerdos?
Era una broma.
Quería decir que no sería igual de poético.

...me quedo hecha polvo de ver la gente tan rara y agresiva que hay, esto es una verdadera selva.
Pues si, creo que no merece la pena el esfuerzo.

Radagast dijo...

"...me quedo hecha polvo de ver la gente tan rara y agresiva que hay, esto es una verdadera selva."
"Pues si, creo que no merece la pena el esfuerzo."


¿Perdón? Como si no hubiera también gente (personas virtuales, pero también reales) interesante por la red.
Los interfectos maleducados, agresivos, insultantes y con complejo de matón-de-escuela se escudan en el anonimato de la red.
Pues precisamente el anonimato de la red te permite ignorarles y buscar a tus personas afines. O simplemente continuar con tu labor sin prestar oídos a las alimañas que viven y se nutren en la red.

Nathan Adler dijo...

Esta explicación acerca del curioso aspecto de los cangrejos Heike (grabarles en el dorso la cara de un samurai) va en contra de la propia teoría de la evolución expuesta por C. Darwin, puesto que los carácteres adquiridos durante la vida no se heredan. :)

Imaginario dijo...

Bueno, el tema es muchísimo más complicado.
Ya se comento algo de ello en los comentarios, valga la redundancia.

Sin embargo, estas malinterpretando el ejemplo. Los cangrejos del ejemplo, sea verídico o no, no adquieren sus características en vida, nacen pareciéndose mas o menos a un samurái por pura casualidad (no dice nada de grabarles nada). Los que se parecen menos son comidos y no dejan descendencia. Los que se parecen más sobreviven y tienen descendencia que se parece a un samurái.

Las próximas generaciones se parecerán unos mas aun y otros menos. Los que mas se parecen sobrevivirán, los que se parecen solo un poco sobrevivirán menos y los que no se parecen casi no sobrevivirán.

Como veras es un ejemplo de selección natural y no por caracteres adquiridos.

Actualmente Darwin es solo una referencia, la teoría sintética de la evolución es muchísimo mas compleja y si contempla que ciertos cambios adquiridos puedan heredarse, aunque no al estilo “Lamarkiano”.

Si te interesa el tema busca “Transferencia horizontal”, “ simbiogénesis”, etc.

Un saludo

Publicar un comentario

Los comentarios son moderados. No esperes ver tu comentario de inmediato.

Los comentarios evangelizantes o cualquier intento de salvar almas son bien recibidos, se expondrán en un lugar visible del blog para que podamos reírnos.
Lo mismo es aplicable para magufos, supersticiosos varios, conspiranoicos y demás iluminados de pobre o nula argumentación.


Códigos para comentarios:

Negrita: <b>TU TEXTO</b>
Cursiva: <i>TU TEXTO</i>
Enlace:<a href="http://www.pagina.com">Texto explicativo</a>

Gracias por comentar.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...